MicrófonoEl micrófono se ha convertido en una pieza indispensable. La pandemia ha propiciado el uso de Zoom en nuestras reuniones pero, ¿oyen bien lo que dices? ¿Qué podemos hacer para que nuestra voz suene clara y así podamos disfrutar más de las reuniones? Vamos a ver algunas sugerencias que pueden resultar útiles.

Micrófono a la distancia correcta

En las reuniones en el Salón del Reino hablamos dirigiendo la voz hacia un micrófono. ¿A qué distancia de la boca? Habitualmente, a unos diez centímetros. Tanto si es en la plataforma como si comentamos desde nuestro asiento. ¿Pero a qué distancia hablamos cuando usamos Zoom? Si utilizamos ordenador, tal vez tengamos una cámara web con micrófono incorporado colocada arriba de la pantalla del ordenador. Si es así estamos hablando a una distancia de 60 a 80 centímetros, o quizá más si estamos en un salón sentados en el sofá y viendo Zoom por el televisor.

Si usamos tablet o teléfono móvil, no será tanta la distancia, pero según el equipo que tengamos, también puede haber problemas para hacernos entender con claridad. Los micrófonos captan el sonido del ambiente que nos rodea, y por eso es necesario que hablemos cerca de él, siendo lo ideal a unos diez centímetros. El problema se puede agravar si nuestra voz es baja o poco potente. Algunas personas tienen una calidad de voz potente y clara, que se transporta con facilidad. Pero otras personas no pueden hacer más, porque su caja torácica o sus cuerdas vocales no se lo permiten.

Micrófono: ¿Cuál es el adecuado?

Algunos micrófonos llevan incorporado un sistema de cancelación de ruido, que ayuda un poco. Otros son direccionales en vez de omnidireccionales. Éstos últimos captan el ambiente, mientras que los primeros están diseñados para hablarles de frente. Esto es más eficaz para mejorar la claridad. Otro problema es el acoplamiento. Esto sucede cuando las ondas producidas al hablar y al escuchar coinciden, dando lugar a la formación de un molesto eco. Para solucionar todo esto, recomendamos lo siguiente:

Primero: Usa unos auriculares con micrófono incorporado. ésta es la solución ideal, ya que el micrófono se sitúa justo delante de la boca. Además, escuchamos por auriculares, y por lo tanto no hay acoplamiento, ni ruidos ni eco.

Segundo: La solución anterior te dará el aspecto de un locutor deportivo, y eso tal vez no te guste, aunque sea lo más eficaz. Pero puedes usar unos auriculares con micrófono de cuerda fina, como los que se usan para el teléfono móvil. Esta solución es adecuada si usas un celular o una tablet para conectarte a Zoom. Normalmente estos aparatos vienen ya preparados para permitir la entrada y la salida de línea en una sola conexión.

También pueden ser útiles si usas un ordenador, aunque conviene aclarar que en este caso es posible que los auriculares funcionen pero el micrófono no. Si la conexión es de clavija o jack, y tu ordenador tiene conectores independientes (uno para entrada, normalmente de color rosado) y otro de salida (normalmente de color verde), tus auriculares te permitirán oír, pero no podrás hablar por el micrófono. Podrás hacerlo si tu ordenador va preparado para esa posibilidad, o si la conexión es del tipo USB en vez de ser del tipo jack.

MicrófonoTercero. Usa un micrófono independiente. Hazlo aunque tu cámara web lleve micrófono incorporado. Esta solución es válida sólo en el caso de que uses ordenador, pero en la mayoría de los casos no es válida para tablet o teléfono. Incluso puedes usar una combinación de esta sugerencia con la anterior. Es decir, escuchar a través de auriculares y hablar a través de micrófono independiente. Si hay varias personas esto tal vez no sea posible. Todos tendrán que escuchar por altavoces y hablar por micrófono.

Micrófono: configuración correcta

Si usas un ordenador, asegúrate de que tu micrófono está correctamente configurado. Si usas Windows 10 haz lo siguiente:

  • Pulsa las teclas Windows+i. Se abrirá la Configuración de Windows.
  • Haz clic en Sistema y después en Sonido.
  • En Entrada, elige el dispositivo correcto.
  • Haz clic en Propiedades del dispositivo.
  • Haz clic en Propiedades adicionales del dispositivo.
  • Haz clic en la pestaña Niveles.
  • En Micrófono, elige un volumen adecuado (entre 80 y 90).
  • En Amplificación del micrófono, elige entre 20 y 30 db.
  • Si escuchas ruidos extraños, experimenta con estos mandos hasta encontrar el punto adecuado.

También necesitarás elegir en Zoom el micrófono que vas a usar. Estas instrucciones son para la versión en ordenador. Para otros dispositivos puede variar:

  • Asegúrate de tener instalada la última versión del cliente de Zoom.
  • Abre Zoom y haz clic en el escudo verde (esquina de arriba de la izquierda).
  • Se abre una ventana oscura. Haz clic en la rueda dentada (esquina de arriba a la derecha).
  • Haz clic en Audio.
  • En Micrófono hay un menú desplegable donde debes seleccionar el micrófono que vas a usar.
  • Selecciona Ajustar automáticamente el volumen y Suprimir ruido de fondo Automático.
  • Haz clic en el botón Micrófono y habla. A los pocos segundos oirás una repetición de lo que has dicho.
  • Lo que escuches será lo mismo que escuchen los que se conecten.

Hacer todo lo posible por mejorar la calidad del sonido contribuirá a disfrutar más de la reunión. Y recuerda que una clave muy importante es el micrófono. Tienes más sugerencias sobre las videoconferencias en esta página.