WebcamLa webcam o cámara web se ha convertido en un accesorio imprescindible para poder hacer videoconferencias. Los ordenadores portátiles, así como los teléfonos móviles y las tablets ya suelen llevar incorporada una cámara. Es diferente en los ordenadores de sobremesa, así que si usas uno para conectarte a las reuniones con Zoom, seguramente necesitarás una webcam si es que no la tienes ya.

Supongamos que la webcam se estropea, o surge algún problema con la imagen o el sonido. O quizá no tengas webcam, pero no puedas comprar una de momento. ¿Cómo podemos solucionar este problema?

Webcam de emergencia con tu móvil y un programa

Existen algunos programas que se pueden instalar tanto en el móvil como en el ordenador, y que permiten utilizar la cámara y el sonido del móvil como una webcam. Los tres principales son:

Iriun es el más simple, con muy pocas opciones. IVCam funciona bien, pero para que se le pueda sacar provecho es necesario adquirir la versión de pago. DroidCam es gratis, y tiene un buen funcionamiento y opciones más que suficientes.

Hemos probado los tres en varios dispositivos y nuestra elección es éste último, es decir, DroidCam. Es gratis y permite conexión por cable. Es necesario instalar la aplicación en el móvil. Hay versiones para Android y para dispositivos de Apple. También es necesario instalar la aplicación que hace de receptor o de «cliente» en el ordenador. Tiene versiones para Windows y para Linux. Todos los programas necesarios los encontrarás en esta página. Por supuesto, la aplicación para el móvil también la encontrarás en las respectivas tiendas de aplicaciones.

Cómo instalar DroidCam

  • Instala en el móvil el «servidor» (manda imagen y sonido del móvil al ordenador)
  • Para ello instala en tu móvil la app desde la tienda, ya sea Google Play  (Android) o App Store (Apple)
  • Instala en el ordenador el «cliente» (recibe imagen y sonido del móvil al ordenador). Tienes versiones para Windows 10 y para Linux.
  • Para conectar el «servidor» (el móvil) con el «cliente» (el ordenador) puedes usar dos maneras: por Wifi o por cable. Nos centraremos en Android y Windows 10.

Para conectar por wifi:

    • Abre la aplicación en tu móvil y toma nota de los datos «Wifi IP» y «DroidCamPort»
    • Abre la aplicación en tu ordenador y selecciona conexión por Wifi (el icono de la izquierda).
    • En las casillas «Device IP» y «DroidCam Port» coloca los datos que has obtenido de la aplicación en el móvil.
    • Marca las casillas «Vídeo» y «Audio» y pulsa «Start»
    • Inmediatamente obtendrás en el ordenador la imagen captada por la cámara trasera de tu móvil.
    • La conexión vía wifi es más sencilla de efectuar, pero menos estable y más lenta.

 

Para conectar por cable:

    • Deberás hacer una preparación previa en tu móvil.
    • Abre «Ajustes». Debido a las diferentes versiones de Android, puede que tengas que buscar  un poco dónde están las siguientes opciones:
      • Ve a Información del teléfono>Número de compilación. En teléfonos Xiaomi busca Versión MIUI. En otros teléfonos puede variar, ya que los fabricantes añaden diversas capas de personalización de Android.
      • Pulsa siete veces seguidas y se activarán las opciones de desarrollador.
      • Busca en «Ajustes» las opciones de desarrollador y actívalas.
      • Aquí mismo activa la opción Pantalla activa (o «Mantener encendida»). Esto es para que el teléfono no entre en modo de suspensión y por tanto no se interrumpa la transmisión de vídeo. Esto podría pasar si estás en una videoconferencia con Zoom por ejemplo.
      • Dentro de las  opciones de desarrollador busca y activa Depuración USB para permitir la transmisión de datos del móvil al ordenador mediante el cable. Deberás conceder permisos para que esto se pueda efectuar.
      • Si te aparecen varias opciones de conexión por USB, debes elegir «transferencia de archivos».
      • IMPORTANTE: No toques nada más en las opciones de desarrollador, pues podría tener consecuencias no deseadas para tu móvil.
    • Conecta el móvil al ordenador con el cable. Es el mismo cable USB que usas para cargar la batería, sólo que debes extraerlo del enchufe y conectarlo en un puerto USB del ordenador.
    • IMPORTANTE: Usa el cable original de tu móvil, ya que no todos los cables sirven para transmitir datos del móvil al ordenador.
    • Abre la aplicación DroidCam en tu móvil.
    • Abre la aplicación DroidCam en tu ordenador.
    • Selecciona la conexión por USB (el icono del centro, parecido a un tenedor).
    • Haz clic en el botón que contiene dos flechas apuntando en direcciones opuestas. El ordenador buscará el teléfono que se ha conectado por cable. Tarda un poco.
    • El nombre del teléfono conectado aparecerá en el rectángulo que hay a la izquierda del botón de las dos flechas.
    • Haz clic en las casillas «Vídeo» y «Audio» y después pulsa «Start».
    • Inmediatamente obtendrás en el ordenador la imagen captada por la cámara trasera de tu móvil.

Ventajas, inconvenientes y consejos finales

La solución que ofrecemos en este artículo es sólo de emergencia. Es mucho mejor conectar una cámara web. Cuando usamos el teléfono móvil como webcam, la imagen y el sonido pasan por DOS procesos: uno en el teléfono y otro en el ordenador. Esto provoca «lags» o retardos. Esto puede agravarse especialmente en el caso del micrófono.

En una videoconferencia como las que usamos en nuestras reuniones semanales (con Zoom) podremos ver y escuchar correctamente. También nos verán bien a nosotros. Pero a la hora de hacer comentarios, puede que el micrófono no transmita claramente lo que decimos, debido al doble proceso del que hemos hablado.

Los problemas de los retardos o «lags» son mayores si la conexión la hacemos por wifi. Por esta razón, aunque sea algo más complicado, recomendamos que se use la conexión por cable. Otra ventaja es que al conectar el móvil por cable, al mismo tiempo estamos recargando la batería. Si lo hacemos por wifi, la batería se agotará rápidamente y puede que no aguantemos toda la reunión.

Encontrarás buenos consejos sobre las videoconferencias en nuestro artículo: Videoconferencia: cómo se hace.