El streaming está disponible en JW Library desde la última versión, la 11, que acaba de ser publicada. Ahora, además, disponemos del programa en formato apk, para poderlo instalarlo manualmente en dispositivos Android. Más adelante publicaremos una entrada explicando cómo se hace esto. Pero ahora vamos a centrarnos en el streaming. ¿Qué es streaming? ¿Cómo afecta esto al uso de JW Library? Veamos.

Streaming en JW Library a partir de la versión 11

Streaming es un término que se refiere a la retransmisión de audio, vídeo o ambas cosas en tiempo real y a través de Internet. Un buen ejemplo de esto son las emisiones en directo de los canales de JW Broadcasting. Los ficheros multimedia pueden ser visualizados o escuchados directamente, sin necesidad de descargar primero la información a nuestro ordenador. Por supuesto, dicha información también puede ser descargada para reproducirla después.

El streaming requiere que estemos conectados a Internet. Esto puede hacerse a través de una conexión wifi, por cable, o mediante una tarifa de datos de nuestra compañía telefónica. Como es lógico, si usamos el streaming con la tarifa de datos, se producirá un consumo de los mismos. Por eso es conveniente repasar qué tarifa telefónica tenemos contratada y saber cúantos «gigas» podemos consumir cada mes sin pasarnos, ya que si lo hacemos nos cobrarán por el exceso o nos reducirán la velocidad de internet.

Cómo saber cuántos datos he consumido

En teléfonos Android, ve a Ajustes>Uso de datos. Algunos modelos te dicen los datos consumidos este día, esta semana, o este mes. Sin embargo, esta cifra puede no ser la verdadera, ya que a veces los períodos de facturación no coinciden con los meses naturales.

Lo mejor para saber cuánto consumo real llevas es teclear un código USSD. Esto se hace con el teclado del teléfono, como si hicieras una llamada. Por ejemplo, en España, si has contratado con Jazztel, puedes marcar *167# y pulsar la tecla de hacer la llamada. Un mensaje instantáneo te devuelve el consumo real del mes en curso. Este código varía de una compañía a otra, así que deberás averiguar el tuyo. Puedes investigarlo en Internet poniendo en el buscador: Código USSD datos (nombre de la compañía telefónica). Por ejemplo: Código USSD datos Vodafone. Ten el cuenta que los códigos USSD tienen varios usos, así que asegúrate de elegir el que se refiere al consumo de datos.

¿Te asusta el consumo de datos que puedas tener?

Los ficheros de audio y video que provee la organización están bastante optimizados, y no consumen demasiado. Veamos algunos ejemplos para hacernos una idea:

  • Presentación modelo, primera conversación abril 2019 formato 720p:    3 megas (caben 341 en un giga)
  • Vídeo «¿Por qué estudiar la Biblia?» (versión completa)  formato 720p:   42 megas (caben  24 en un giga)
  • Adoración matutina,  vídeo de 9:50 minutos (español), formato 720p:  115 megas (caben 8,9 en un giga)
  • Programa mensual JW Broadcasting, marzo de 2019,    formato 720p:  461 megas (caben 2,2 en un giga)

Estos ejemplos son en formato 720p, es decir, en la más alta resolución disponible. Los formatos de menos resolución reducen considerablemente el consumo, y son perfectamente válidos para dispositivos que no tengan una pantalla demasiado grande, como un teléfono móvil o una tablet. En cambio, 720p es más apropiado para un televisor, por ejemplo.

Los vídeos consumen más. Las publicaciones y los audios, consumen mucho menos. Por ejemplo, una canción puede ocupar unos 5 megas (caben más de 200 en un giga). El libro «¿Qué nos enseña la Biblia?» ocupa 10 megas (caben más de 100 en un giga). La Biblia completa ocupa 25 megas (caben más de 40 en un giga). En JW Library el streaming está disponible sólo para ficheros multimedia (audio o vídeo) pero no para las publicaciones. Eso significa que para usar una publicación, siempre será necesario descargarla previamente.

Recientemente las compañías telefónicas ofrecen tarifas con muchos gigas. Será muy raro que se te agote. Por ejemplo, 25 gigas mensuales nos permitirían descargar 1000 veces la Biblia. Cualquier descarga que hagamos previamente a su uso, también ahorrará datos. Quedará almacenada en nuestro dispositivo, ya sea en la memoria, tarjeta microSD o disco duro.

Ventajas de usar streaming

La principal ventaja de usar streaming es la posibilidad de disponer inmediatamente de la información, sin esperar a que se descargue. Pongamos un ejemplo. Supongamos que estamos conduciendo un curso bíblico con el folleto Buenas noticias de parte de Dios,  en el capítulo dos, titulado «¿Quién es Dios?». Si vamos a usar la aplicación JW Library, el primer paso es descargar el folleto. Esto se hace usando el procedimiento normal, tal y como lo hemos venido haciendo hasta ahora.

Este folleto contiene diez vídeos incrustados en otros tantos capítulos. Al hacer clic en el vídeo, notaremos que comienza a reproducirse inmediatamente, sin necesidad de descargar primero el vídeo. Esto es la reproducción en streaming. Claro, no podremos reproducirlo si no estamos conectados a Internet. ¿Y si hemos descargado previamente el vídeo? En ese caso sí podremos reproducirlo, porque el vídeo habrá quedado instalado en nuestro dispositivo. Aunque no estemos conectados a Internet se reproducirá.

Otro ejemplo. En la reunión Vida y Ministerio Cristianos se utilizan vídeos y canciones. Demos por sentado que el ordenador está conectado a Internet. Empieza la reunión y hay que entonar la primera canción. Antes de la versión 11 de JW Library, esta reproducción no era posible hacerla inmediatamente a menos que previamente estuviese descargada la canción. Pero ahora sí es posible, simplemente haciendo clic en el centro del dibujo correspondiente a la canción.

Cómo se hacen las descargas a partir de ahora

Streaming. Esquema de uso y descargasPara saber si una información está o no descargada, fíjate en la esquina superior derecha. Si aparecen tres puntos seguidos (…) significa que el fichero ya ha sido descargado a nuestro dispositivo, y por lo tanto, podrá ser usado, estemos o no conectados a Internet. Esto es válido para todo tipo de ficheros (audio, video o publicaciones).

Fíjate ahora en la esquina inferior derecha. Si aparece un dibujo de una nube con una flecha apuntando hacia abajo, significa que la información no está descargada en nuestro dispositivo. Si se trata de una publicación (libro, revista, folleto, Biblia, etc.) bastará con hacer clic en cualquier parte de la imagen para que comience la descarga. El único requisito es estar conectados a Internet, no importa por qué conducto. ¿Y si se trata de un archivo multimedia (audio o vídeo)? Aquí la cosa cambia.

Para reproducirlo en streaming, sólo es necesario hacer clic en el centro de la imagen. Pero si deseamos descargarlo, habrá que hacer clic en el icono de la nube con la flecha (abajo a la derecha). Se abrirá un menú y nos permitirá elegir, primero, si deseamos descargar o reproducir en streaming. Si optamos por descargar, se nos pedirá que elijamos el formato (por ejemplo, 720p).